El uso racional de acuíferos puede paliar la sequía a largo plazo

Tucumán 14 de octubre de 2020 Por NGN
Sequia
riego

El director técnico de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres, Daniel Ploper, explicó que la persistente sequía registrada en 2020 tuvo un impacto negativo en las producciones de trigo, garbanzo e impactará a futuro en los cultivos de limón y caña de azúcar. Preocupa la producción tradicional del verano como el maíz, la soja y el sorgo que no tendrán la humedad necesaria en suelo.

Ploper explicó que las precipitaciones por debajo de lo normal provocó que en la zona este hayan sido malas las producciones invernales. Esto se agravó con el registro de heladas que también afectaron a los cultivos.
Manifestó que la sequía está impactando en gran medida en lo que es la producción de citrus para el próximo año, sobre todo en aquellas quintas que no tienen riego complementario_ “Vemos muchos daños en las plantaciones, con caída de hojas, y esto tendrá su impacto en la próxima producción porque ya hay derrame de flores y de frutos cuajados, lo que traerá aparejado una menor producción cítrica”.

Los bajos índices de lluvias del otoño y el invierno no tuvieron consecuencias negativas en la zafra 2020, sino que en cierta medida facilitó la cosecha y la molienda, con buenos rendimientos. Pero, razonó, la problemática de la caña de azúcar se producirá cuando las plantas comiencen a brotar nuevamente y no tenga el agua en suelo necesaria para los meses de diciembre y enero.

El titular de la Eeaoc comentó que esto también afectará los cultivos anuales de verano como la soja, maíz y sorgo: “todos van a verse afectados por la falta de lluvias en la preparación del suelo”.

Fuente: Gobierno de Tucumán

NGN

Te puede interesar