REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES Y CAMBIO CLIMÁTICO EN AMÉRICA LATINA

Gestión del Riesgo 08 de febrero de 2022 Por NGN
Gestionando el riesgo y la incertidumbre ante el cambio climático en Latinoamérica
huracán-miami

La emergencia climática es la mayor amenaza económica, social y ambiental que enfrenta el planeta y la humanidad. Los desastres relacionados con el clima casi se han triplicado en comparación con los veinte años anteriores. Esto ha exacerbado las desigualdades dentro y entre los países, y aquellos que contribuyen menos a las emisiones globales a menudo experimentan los peores impactos de la emergencia climática. Impulsadas por el clima y los conflictos, a menudo interrelacionados, las necesidades humanitarias se encuentran en su punto más alto, con una de cada 20 personas en todo América Latina que necesita asistencia y protección.

El mundo está reescribiendo el mapa mundial de recursos para activos como el agua, las
tierras cultivables y la energía, al mismo tiempo que impulsa la migración, el desplazamiento y la inestabilidad, situación a la cual América Latina no escapa. La transición a un mundo sostenible con cero emisiones netas de carbono requerirá cambios rápidos a nivel de sistemas, incluso en sectores clave como la energía, los alimentos y la salud.

Es fundamental gestionar los riesgos inherentes a estos tipos de cambio para garantizar que nadie se quede atrás y que todos disfruten de los beneficios del desarrollo sostenible continuo. También es importante garantizar que el 50 % de la participación total de la financiación climática proporcionada por todos los países desarrollados y los bancos multilaterales de desarrollo se asigne a la adaptación y la resiliencia en los países en desarrollo. Al mismo tiempo, se necesita acción colectiva, liderazgo político y financiamiento para mantener la temperatura promedio global dentro del límite de 1,5 grados más seguro descrito en el Acuerdo de París. Sin embargo, la gestión prudente de riesgos requiere preparación para una variedad de resultados negativos asociados con diversos grados de calentamiento y para gestionar de manera efectiva amenazas concurrentes inesperadas, como la crisis actual de COVID-19.

Por tal motivo, el Senador Nacional Antonio Rodas ha comenzado articular reuniones con autoridades de representaciones extranjeras con asiento en el país, con la finalidad de trabajar sobre inquietudes y legislaciones que regulen el uso de los Recursos Naturales, promoviendo un proceso de evaluación del patrimonio ambiental y como las futuras inversiones podrían generar variaciones en la contabilidad ambiental de la región.

Te puede interesar