Geopolítica: El cambio climático potenciará nuevos desafíos en la integración regional

Gestión del Riesgo 25 de agosto de 2022 Por NGN
Geopolítica
geopolitica2-e1596472396730

A lo largo de la historia reciente, los gobiernos han competido entre sí para asegurar el acceso a los recursos minerales, especialmente petróleo y gas. Las relaciones comerciales de energía han dado forma considerablemente a la cooperación internacional, así como a las políticas exteriores y de seguridad. Dado que muchas de las reservas mundiales de petróleo y gas se encuentran en lugares frágiles o políticamente inestables y, a menudo, en el centro de las economías de los países, el impulso para sustituirlas por fuentes de energía más limpias conlleva riesgos geopolíticos. 

Para lograr el objetivo del Acuerdo de París, prácticamente todos los países del mundo deberán eliminar el carbono y otros GEI de sus sistemas energéticos y economías. Esto afectará los patrones en la demanda de recursos en el futuro, lo que presenta un riesgo significativo para ciertos países y una oportunidad para otros. Por ejemplo, las economías exportadoras de petróleo tendrán que lidiar con activos bloqueados , mientras que los países exportadores de minerales podrían beneficiarse de una transición verde. Otra área en la que es necesario mitigar los riesgos de conflicto es la creciente extracción de materias primas.

Si bien actualmente los riesgos climáticos se evidencian predominantemente por sequías severas, inundaciones, estrés hídrico, olas de calor e incendios, la rápida disminución de la biodiversidad también es motivo de gran preocupación dado su papel central sistémico en los ecosistemas y, por lo tanto, para la humanidad. 

La situación en Ucrania debe ser un alerta para la comunidad internacional, de lo que las grandes potencias no deben hacer, y lamentablemente la falta de visión geoestrategica de la OTAN no contemplo el gran desplazamiento social provocado no solo por la invasión, sino la escasez energética y alimentaria en la región, generando un escenario de inestabilidad social a nivel mundial.

Por tal motivo, es vital que los países de la región comiencen a trabajar de forma conjunta la gestión del riesgo en materia ambiental y el resguardo de los bienes públicos regionales, como lo es la cuenca del Paraná, las tierras raras y otros minerales que están localizados en América del Sur, con el fin de evitar el saqueo sistemático por parte de las grandes potencias como China,  Rusia o cualquier potencia fuera de la región.

Te puede interesar