Alberto Fernández: “Para poner de pie la economía argentina es central reactivar la obra pública”

Norte Grande 25 de agosto de 2020 Por NGN
Anunció obras para Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja, Mendoza y San Luis
1M6A7966

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía a través de una videoconferencia el anuncio de obras de infraestructura nuevas y la reactivación de trabajos que habían quedado postergados para las provincias de Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja, Mendoza y San Luis, por una inversión de más de 20 mil millones de pesos. 
  
“Para poner de pie la economía argentina es central reactivar la obra pública”, expresó el mandatario desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis e Interior, Eduardo de Pedro; y la subsecretaria de Planificación y Coordinación Territorial de la Obra Pública, Cecilia Larivera. 

Durante el acto, el Presidente se comunicó con los gobernadores de Catamarca, Raúl Jalil; San Luis, Alberto Rodríguez Saá; La Rioja, Ricardo Quintela; Mendoza, Rodolfo Suárez; y Santiago del Estero, Gerardo Zamora.    

El jefe de Estado explicó que “todo lo estamos haciendo en un momento difícil, pero gracias a Dios tengo la suerte de tener a 24 gobernadores que son hombres y mujeres absolutamente comprometidos con el desarrollo federal de todo el país”.

“En cada reunión privada que tuve con los gobernadores he podido cumplir con la palabra que empeñé con ellos, y eso me da una enorme tranquilidad porque creo que es la forma en que vamos a poder poner a la política en el lugar que le corresponde”, sostuvo el mandatario.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas destacó que los trabajos reflejan “los compromisos que venimos construyendo con cada provincia, porque estamos convencidos de que las obras son palanca de reactivación para mejorar las economías regionales y combatir la pobreza y la desigualdad en el país”.

A continuación, el titular de la cartera de Interior expuso: “El método de articulación entre Nación, provincias y municipios, del color político que sean, es una forma que nos da muy buenos resultados en la lucha contra el coronavirus”. Y aseveró: “Vamos a seguir con este método de escuchar a todos los gobernadores e intendentes para planificar juntos este país federal”. 

Los trabajos en las cinco provincias, a cargo del Ministerio de Obras Públicas, requerirán una inversión total de 20.125 millones de pesos para la ejecución de obras nuevas y otras que se reactivan luego de varios años de parálisis. Además, el Ministerio planifica una inversión a mediano plazo de 63.530 millones para esas cinco jurisdicciones.  

Desde Catamarca, el gobernador Jalil subrayó que “estas obras estuvieron demoradas muchos meses y estamos muy contentos ya que la obra pública tiene un efecto multiplicador en la economía”, y agradeció al Gobierno nacional “por esta obra muy esperada que va a permitir que la gente se enferme menos, además de otros beneficios”.

En esa provincia se finalizarán las obras de ejecución de la planta de tratamiento de líquidos cloacales y de la red colectora de desagües para los departamentos de Fray Mamerto Esquiú y Valle Viejo por una inversión de 1.136 millones de pesos, que contará con financiamiento del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Las mismas generan 210 puestos de trabajo y beneficiarán a 25.900 habitantes. 

Una segunda etapa del proyecto será financiada por el BID con una inversión de 1.256 millones de pesos. La misma se encuentra en evaluación y contempla la provisión del sistema de desagües cloacales para los departamentos de Fray Mamerto Esquiú y Valle Viejo a través de la empresa Aguas de Catamarca (AC SAPEM).

Por último, Gerardo Zamora expresó que “en la provincia había obras paradas, cuyas licitaciones habían caído hasta que se pusieron en funcionamiento y se reactivaron”, y señaló que “esta obra tiene un alto impacto y estamos convencidos de que esa manera vamos a mejorar todo el sistema del Salado y de aguas potables”.

En Santiago del Estero se reactivará la obra del azud de derivación sobre el cauce del río Salado y de empalme al canal de Dios, que tendrá 192 metros de longitud, requerirá una inversión de 2.145 millones de pesos y beneficiará a 50 mil habitantes. Los trabajos, que se encontraban ralentizados por dificultades técnicas y administrativas, proveerán agua para consumo humano y animal, y facilitarán la regulación de excedentes hídricos y el riego de subsistencia.

Fuente: Presidencia de la Nación

NGN

Newsletter